pensar

Se cansó de golpear con dos rocas en sus manos débiles,
a la puerta del silencio;
la indiferencia fue la respuesta muda a su triste esfuerzo..
Tomó sus pasos y se alejó murmurándo quejidos muertos.
Como una sombra en desatino,
como un espectro que claudicó sus sueños…
levantó su voz y el viento
se tragó sus versos,
nadie supo nada,
ni porqué lloraba dando pasos lentos …
Solo el hastío reclamó su alma y la hizo suya,
lo arrastró por calles viejas entre hojas muertas,
de pesar y olvido,
y mucho más ……..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: