AGONIA…

Tengo una confusión en mi cabeza

y esa estaca que no me precisa lo que quiero

es simplemente tu recuerdo.

No puedo sacarte de mi cabeza

aún esta titiritando tu presencia

anunciándome su agonía.

Pero cuando la veo

me desfallecen las ansías de correr a tu regazo

de sentir la esperanza de no haberte perdido

de creer que aún puedes venir y salvarme de esta angustia,

de este vacío…

Te quiero y me arde a fuego lento no mirarte

no olerte; ni respirarte, no sentirte;

ni escucharte

Hoy pareciese que estamos luchando irremediablemente

por olvidar aquellos recuerdos memorables

y en medio del acierto a regañadientes de dejar el

pasado fluir como lava que se pierde en el espacio

se marchita lo poco que supo florecer.

Por temor a mantener viva la flor y que esta luche

por sobrevivir a cuestas de las pocas esperanzas que

quedan después de la distancia.

¿Porque tengo que mirar al horizonte? ¡Es que acaso

tu no pudiste haber sido mi alba, el crepúsculo inerte

que se oscureció después de alumbrar una parte que se encontraba ¡Ya! en tinieblas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: